TPV o POS:

concepto, tipos, características y funciones

Cuando nos adentramos en el mundo de los negocios nos encontramos con muchos términos que no sabemos qué significan. El TPV o POS es uno de ellos, ya que son herramientas de trabajo fundamentales para que el negocio vaya a flote. Al ser tan importantes, es necesario conocer para qué sirven, qué son y cómo beneficia a nuestro negocio.

Concepto

El TPV (Punto de venta) o POS (Point of Sale) es un sistema formado por un equipo (hardware) y un programa o aplicación (software) que, utilizados conjuntamente, sirven para manejar un negocio. En este sentido, es una herramienta de trabajo cuya función principal es administrar los pagos o transacciones.

Inicialmente, los TPV eran meras cajas registradoras de dinero, ya que en aquella época la gente sólo pagaba con efectivo. Con el paso de los años, se empezaron a introducir los datáfonos, dispositivos que servían para aceptar pagos con tarjeta mediante banda magnética.

Ahora, los TPV, normalmente, son capaces de aceptar pagos en efectivo, con tarjeta (banda o chip), contactless y pagos con smartphones o dispositivos con NFC. Los tiempos cambian, así que hay que ofrecer al cliente facilidades para pagar.

Un TPV o POS tiene muchísimas funciones

Tipos

Existen distintos tipos de TPV, que se pueden resumir en los siguientes:

  • Móvil. Se trata de un TPV que se puede transportar por todo el establecimiento, incluso fuera de él. En este caso, realiza transacciones con conectividad móvil, como es el Wi-Fi y el 4G. Puede ser un simple Smartphone que funciona con una app, como un dispositivo móvil o inalámbrico.
  • El TPV virtual se puede denominar como “pasarela de pago” y sirve para los e-commerce o tiendas online. Este TPV redirige al cliente que está comprando el producto a otra página (pasarela de pago), que suele ser Redsys, PayPal o la del banco de la página web (Santander, LaCaixa, etc.).
  • Según sus características:
    • Táctil.
    •  
    • Específico para un negocio (hostelería, restaurantes, hoteles, etc.).

Funciones

Un TPV o POS tiene muchísimas funciones que variarán dependiendo del sistema que elijamos adquirir. Unas empresas ofrecen unas funciones, y otras unas diferentes; lo que está claro, es que hay que fijarse en lo que más nos interesa como comerciantes y elegir el sistema que más se ajuste a lo que buscamos.

Entre las infinitas funciones que tienen estos dispositivos, vamos a resumir las más importantes:

  • Con un TPV/POS podemos realizar inventarios y controlar el stock de nuestros productos, así como hacer un seguimiento de precios. Da igual la empresa que elijáis, esta función debe estar presente en vuestro sistema porque la necesitaréis en el 99% de los casos.
  • Normalmente, tendremos a varios trabajadores en nuestro negocio, por lo que es importante que nuestro TPV nos permita crear cuentas de personal para ver cuánto vende cada uno o las ventas que han realizado.
  • Todo POS o TPV tiene que sernos útil, ya que se trata de una herramienta de trabajo. Esto se traduce en que debe ser intuitivo y fácil de utilizar, ya que, en la mayoría de los casos, los comerciantes no tienen conocimientos avanzados de informática.
  • Servicio Técnico. Este es un apartado en el que los empresarios novatos no se fijan y es realmente importante. Tened en cuenta que es un aparato tecnológico y nos puede dejar tirados, por lo que es importante disponer de un servicio técnico eficiente que nos mantenga vivos.
  • Funciones adicionales. Dependiendo de la empresa con la que contratemos, tendremos unas funciones adicionales distintas. A modo de interés, no está de más que nuestro TPV cuente con informes, cloud o integración de terceros.

contacto



Cerrar menú